Puede ser

Puede ser que me muera de repente
O tal vez, que el derecho a una agonía
Lenta, apague las luces de mi frente
Y me vaya extinguiendo como el día.

Puede ser que en el último momento
Se me permita hilar con voz cansada
Un sencillo repaso de contento
Al saber que abandono la jornada.
De contento. En larga llamarada
Expiraré hacia el techo. Un blanco luto
Perfumará mi estancia de alegría
Y roto ya de tanta madrugada,
Sonreiré en el último minuto
Cuando venga a buscarme el mediodía.


Poema Puede ser - Jorge Antonio Dore