Poema kantiano: instrucciones

Crear el habitáculo propicio

Para la recepción de lo sublime.

Reservar un espacio

Para la música inaudita,

Paraíso del tiempo.

Contener el aliento

Ante la perspectiva inalcanzable

Y ser capaces

De seguir viviendo.


Poema Poema kantiano: instrucciones - Antonio Fernández Lera