Pasos

Oigo tus lentos pasos subiendo a mi distancia
-aún los reconozco después de tanto tiempo –
Y en el cuarto en que nunca liberé tu fantasma
Hoy se materializa tu sombra ante el espejo.
Has vuelto. Lo sabía. Sentado ante tu cuadro
Te he visto muchas veces volver en el recuerdo.
Este es el gran instante, la hora del milagro
Que activará de nuevo la cuerda de mis sueños.
Tocas débil. Doy vueltas a la llave temblando.
Entreabro. No pasas. Como un nudo de acero
La vida se suspende sin tiempo en nuestro espacio
Y a través del resquicio puedo escuchar tu aliento.

Quiero abrir y no debo. De repente oigo pasos,
Esta vez de bajada. Abro y salgo corriendo
Como si me apostara la vida a una jugada…
Sólo para encontrarme la calle desolada.
Otra vez te he debido confundir con el viento.


Poema Pasos - Jorge Antonio Dore