Plegaria para ir al cielo

Desde Maroñas
¡Señor, a tus designios me someto!
Mi deber de hombre honrado
Cumplí, y aguardo, quieto,
Lo que hayas decretado.
¡Contigo, junto a ti, del diestro lado!
Y en mi mano el boleto,
Si no de ganador, de colocado.


Poema Plegaria para ir al cielo - Enrique Díez-canedo