Paraíso

Estuve siglos custodiando montes,
Circunvalando páramos helados
Y escudriñando mil constelaciones
Sobre infinitos campos solitarios
A la espera de nada. Oteando el cielo,
Esquivando países de maleza
Y sumando letárgicos inviernos
Al calendario de mis horas huecas.
Dormí sobre la tierra, estudié soles
Y lunas; fundé puntos cardinales
Que nunca coincidieron con el norte…
Y me encontré llorando ante el paisaje.
Pero un día – desliz de la distancia –
Nos vimos junto al agua frente a frente
Y enfermos de una sed enamorada,
Decidimos bebernos para siempre.
Y te volviste llano. Y yo fui monte.
Y ataviada con todas las estrellas
Repujaste en mi brújula tu nombre:
“EVA”. Me conformé a tu falso norte.
Y fuimos dos para poblar la tierra.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Paraíso - Jorge Antonio Dore