Para dormir en paz

No temo el arraigo de la soledad

En el derrumbadero de las tardes,

Ni el desvalimiento de la cólera

Que destruye a traición nuestra esperanza,

Ni el agudo entrechocar de la erosión

En la conciencia alerta de mis huesos,

Sino tu eterna ausencia repentina,

Más grave y más amarga que la muerte.


Poema Para dormir en paz - Alfredo Buxán