Noche de san juan

Esta noche coruscan soles despavoridos
Entre nubes monstruosas y en amontonamiento.
En la ciudad, cortada de voces y de ruidos,
Vense irradiar los focos con enardecimiento.

Los buques aparecen negruzcos, irreales,
Febriles, sonambólicas sus iluminaciones,
En el fuliginoso betún de los canales.
Las luces en el agua con finas reflexiones.

Su amplio fanal proyecta la farola del fuerte
Sobre el mar, donde cárvase la endemoniada ola.
De orillas a horizontes, hervor blanco se advierte.
Alumbra las espumas la luz de la farola.

Música de otro tiempo desparrama la orquesta.
Ebulle el populacho, vivaz la fantasía.
Irrumpen en la noche de bullaje y de fiesta
Los fuegos de artificio – fuego y policromía.


Poema Noche de san juan - Evaristo Ribera Chevremont