No hay mayor pasión que la de un poeta

No hay mayor pasión que la de un poeta, ni mayor deseo que la de un
liróforo nosferatu.
La noche resplandece ahora de un extraño brillo cada vez que estas
del brazo de la bella
Ninfa; Es extraño ver como cambia todo a tú alrededor. La luna que
alumbra misteriosa tus pasos es ahora la luna misteriosa ¡Viva! Que
alumbra en este instante tus pasos: es está y no otra y se manifiesta
eterna aquí”.
La noche la ves virgen, hermosa, con la novedad y misterio de tú
primer amor en transilvania. Las luciérnagas desfilan mágicas a tú
alrededor, Los árboles danzan tenues sobre sus góticos cuerpos.
Sientes, vives, amas nuevamente eufórico vampiro, pues no hay mayor
amor que la de nosferatu bardo enamorado, ni mayor placer que el de
besar el resplandeciente rostro de la ninfa en tus azabaches labios.


Poema No hay mayor pasión que la de un poeta - Leo Zelada