Mujer fundamental

Mujer fundamental, veta de gacelas
Mina donde surge la mañana
Guitarra genital del alba
Telar profundo de la primavera
Mujer, hondo cuerpo de flauta
Donde vivía la música primera
Tus ojos son frutas de lejanas tierras
Tu alma tiene soledades de otra raza
En ti vinieron a abrevarse las estrellas
A ti bajaron en manada las galaxias
Y en tu vientre pusieron una lámpara
Y pintaron tu sonrisa con espera.
Se te hincharon de pétalos las venas
Tu corazón se transformó en campana
Y todo tu cuerpo era una casa
Tu mágico cuerpo de alfarera.
De ti salió como la luna llena
Era un pan de arco iris una espiga
Era el número total de las vendimias
Era el cuerpo de todas las cosechas
Tú le diste a beber cada paloma
Tú sembraste la música en sus dedos
Y ahora tiene el corazón de vuelo
Y mirada de mansas mariposas
Sostenida de latidos atmosféricos
Pasó por mi lado como una flor de atmósfera

Urgente salto de mi memoria
En ella descansaba un viaje eterno
Por eso mujer, madre del agua
Quiero dejarte mi flor hecha de frío
Un poco de equipaje de caminos
Como el alba lamiendo tu ventana
Para que a la hora total horas afuera
Tengas aún mi corazón de página
Como un humilde altar que te consagra
Desde lejos mi madre verdadera

Porque pasé a buscar la vida por tu casa.


Poema Mujer fundamental - Jorge Lemoine y Bosshardt