Muerte de los infantes

Matáronles los cavallos quando los vieron sin armas,
Los ovieron apeados, e todos descabeçaban
A ojo de Ruy Velásquez, así como él les mandava.
Pero Gonçalo González aún por descabeçar estava…
Dexóse ir a aquel moro que los descabeçava
E diole en la garganta una tan grant puñada
Que dio con él muerto en tierra, e tomó luego su espada,
Con ella mató veinte moros que arrededor dél estavan.
Mas los moros non cataron por las feridas que les dava,
Se ayuntaron e le tomaron; la cabeça le quitaban.
[…]

Ya son muertos los infantes ¿Dios les haya las almas!
Alicante a Ruy Velázquez en el ombro le besaba.
Ruy Velázquez a Alicante de coraçón le abraçava:
“D’ aquí adelant nuestra facienda avémosla librada,
Non ha de que nos temer en Castiella nin en Lara.”
“Don Rodrigo, esta batalla cuesta a nos muy cara”…
“Digades a Almançor que me envíe sus parias.”
“Enviad vós por ellas con mensajeros e cartas.”
[…]



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Muerte de los infantes - Anónimo