Lavémonos el pelo

Lavémonos el pelo
Y desnudemos el cuerpo.

Yo tengo y tú también
hermana
dos pechos
Y dos piernas y una vulva.

No somos criaturas
Que subsisten con suspiros.

Ya no sonriamos
ya no más falsas vírgenes

Ni mártires que esperan en la cama
el salivazo ocasional del macho.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Lavémonos el pelo - Ana María Rodas