Las heladas de invierno

Las heladas de invierno
Acentuaron los surcos de la cara
Y escapó la humedad de los tejidos.
Medusa fui dentro del tibio vientre,
Pronto seré coral fuera del agua.
En tanto el tiempo vierte
Su infinito caudal sobre la vida
Y en chispa de la chispa le convierte,
Dudo si soy o he sido
Y si es cierto el ayer,
El hoy y el siempre.
Verdugo catabólico, ¡arremete!
Que si nada es la vida ante el espacio,
Nada tampoco debe ser la muerte.
Acabarás la fuerza de mi cuerpo,
Pero no de mi mente
Porque mora en las nubes
Y en el viento y se queda su cúmulo
En el tiempo
Y en el espacio eterno.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Las heladas de invierno - William H. González