Invierno

Ha llegado el invierno. La mañana
Palpa mi rostro con sus manos frías.
Pasan lentas las noches, y los días
Trdan mucho en llegar a mi ventana.
Al caminar, me quiebro en los reflejos
Del hielo que se agrieta a mi pisada.
Tú ya no estás. Tu puerta está cerrada.
Los trenes cosen nieve allá a lo lejos.
Termino de cruzar el viejo puente.
Ha llegado el invierno. No el olvido.
Y es que nunca nunca me he dado por vencido.
Y es que me niego a declararte ausente.
Invierno. Soledad. Melancolía.
En el pueblo bosteza una campana.
Tristeza de hojas muertas. La mañana
Tiene un sutil dolor de lejanía
Que confunde este instante con el día
En que tú comenzaste a ser lejana.


Poema Invierno - Jorge Antonio Dore