Las anclas de todo mi destino



I

Que estas puertas de llegar
Sean las de partir
Si no encuentras tu vida
En mi sendero,
Si tu memoria me renuncia
Si tu amor
Se descalza de mi nombre.

II

Tú mujer,
Tú amiga, luz,
Tripulación total de mis espigas,
Tesoro en llamas en la boca
De la madrugada
Tienes las llaves y el timón de mi vida,
Las anclas de todo mi destino.
Eso te lo doy. Como una mano,
Como una manzana.
Pero no debes tropezar
Con mis pies.
No te sientas encerrada
En mi libertad
Que te regalo.
Quiero ser tu camino
No tu calvario.


Poema Las anclas de todo mi destino - Jorge Lemoine y Bosshardt