Todo yo

Todo yo soy un acto de fe.
Todo yo soy un fuego de amor.
En mi frente espaciosa lee,
Mira bien en mis ojos de azor:
¡hallarás las dos letras de FE
Y las cuatro radiantes, de AMOR!
Si vacilas, si deja un porqué
En tu boca su acerbo amargor,
¡ven a mí, yo convenzo, yo sé!
Mi vida es mi argumento mejor.
Todo yo soy un acto de FE.
Todo yo soy un fuego de AMOR.


Poema Todo yo - Amado Nervo