La dolorida

La herida está abierta
Abierta
Abierta y sangrante, amor
Sangrante
La herida lágrima turbia
Es mirada fija, suspiro caliente
Que quema
Que quema y duele
Que duele arrastrado, que duele apretado
Que duele a lo largo y a lo ancho
Ancha y larga es la herida, mi amor
La herida
Es toda herida
Herida abierta
Sangrante
Y es toda lágrima
Lágrima caliente
Quemante
Y se consume en el camino
Sangrante, caliente y perfumada
Herida peregrina, toda
Soy lágrima y sangre, mi amor
Coágulo cansado, vencido por el sol
Ya tan sólo el deseo de una herida abierta
Tan sólo el recuerdo coagulado de una fragante herida calcinada
Que te extraña (cómo te extraño)
En el camino
(sin ti) mi amor,
Sola


Poema La dolorida - María Inés Zaldívar