La casa sola

Me gusta mirar las golondrinas
y las nubes que van rumbo a mi pueblo,
con ellas viajan mi nostalgia
y el deseo azul, de levantarme en vuelo.

¿Cómo estará la casa donde reinó
el afán y la alegría?
¿Estará difundiendo su lengua la reseda
o el mirto me tendrá recados de la aurora?

No sé.
Las puertas como párpados cerrados
luchan por preservar viejas memorias,
mientras los niños, en la calle,
juegan Futbol y rompen calendarios…

Me gusta mirar las golondrinas
y las nubes que van rumbo a mi pueblo…


Poema La casa sola - Maura Echeverría