Las dos purezas

Cierta mañana decía a otras flores la azucena: “Yo crezco pura y serena ante las luces del día; “Mi hermoso cáliz se ensancha siempre que […]



El cielo

Dijo Dios: “La gloria santa, que en mi derredor se agita, quiere una alfombra infinita donde reposar su planta.” Y dijo el mundo: “Ambiciono que, […]



A dolores

Tengo extendido en el alma todo un cielo de inquietudes, donde el sol de la esperanza sus claros rayos no luce, porque mis negros pesares […]



Los dos romeros

Camino de la Fuensanta los dos desposados van a hacer decir una misa en aquel sagrado altar. Suben y suben con pena; mas suben sin […]



A don emilio castelar

Oye: sus ondas desatando el viento, allá en los senos de la noche avanza: parece que en gigante movimiento y arrebatados giros, ayes, rompiendo las […]