Iv (lo callado del silencio)

El vecino canto
Abre
Heridas
En la respiración de la madrugada
Quemando dualidad del tiempo en la voz
Derribándose
Destino Espejo
Su eco que hace temblar la ventana
De distinta lengua tejiendo en labios
La sed del otro ser
Mientras
Rozo
El borde del vaso sobre la mesa
Buscando
El sonido externo con pensamiento de carne
Que interrumpe el retorno
De esta hebra
Que me unió con la mano
De pequeña edad
Sintiendo los pasos del hermano
Padre Nuestro
Dando
Gracias por sentirlo
En la respiración de la madrugada
Abierto
Sólo
Hacia mí


Poema Iv (lo callado del silencio) - Milagro Haack