Filis, más bella y más resplandeciente

Filis, más bella y más resplandeciente
Que el claro cielo y q[ue] el ameno prado:
Este gamo de flores coronado
Que a su madre quité, te ofrezco ausente.

Riyéndoseme agora dulcemente,
Me lo pidió Testilis; mas cansado
Me tienen ya sus risas; que tu elado
Zeño me ha de perder eternamente.

A ti le doy y a ti también te guardo
Dos tórtolas hermosas y vna bella
Garza que ayer cogí del monte al río.

Y si el amor de Tirsis por el mío
Quieres dexar, escoge tú de aquella
Manada mía vn toro blanco y pardo.


Poema Filis, más bella y más resplandeciente - Francisco de la Torre