Fatal

Como la tarde en que lo recordaba,
Buscándolo, y no estaba abierto el cielo.
Ya insensato, tal vez ya definitivo.
Como el libro robado, el verso sustraído.
Como la biblioteca vasta, y el pequeño cubículo.
Como el sentimiento de hacer y de entregar.
Como una tormenta desatada en la sombra.
Como la mañana aquella, junto al río.
Como el temible mar, no como el vuelo.
Como acostarse en la tierra, como tocar la hierba.
Como amar, como dormir.
Como morir y haber nacido.
Fatal como las tentaciones.


Poema Fatal - Rogelio Saunders