Evasiva

Si el mundo no rodara, si no corriera el río
Y en la niebla de entonces se detuviera el tren,
Si el adiós no encogiera de dolor y de frío
Las manos temblorosas de un hombre en el andén…
Si el tiempo cancelara su despiadado instinto
De imponernos sin tregua su condena otoñal
Y tú fueras la de antes, cuando yo era distinto
Porque siempre los ríos se transforman en sal.
Si aún tuviera tu cuerpo suspendido en el acto
Que tan sólo el recuerdo me rescata de ti
Y en contra del destino se perpetuara intacto,
Este amor que, de pronto, se entibió porque sí.
Pero el tiempo consiente la evasiva del río
Y hay vidas que declinan cuando acelera un tren
Y hay homjjbres que agonizan de soledad y frío
Por un amor tardío
Y como yo, son tristes dondequiera que estén.


Poema Evasiva - Jorge Antonio Dore