Enigma

El hielo no dejaba en la boca / el menor rastro de frescura

BORGES

Nadie sabe nunca por qué ve

De modo diferente los objetos

Sin brillo que hace ya tiempo

Nadie observa, y en un baúl,

Una alfombra, un candelabro

Advierte clara la presencia

De los desaparecidos.

Tras mirar se le hace necesario

El espacio vacío que habita las postales,

La techumbre en ruina que a la casa

Da forma de liquen y arboleda,

Rostros solos y fríos,

Rostros detenidos sobre el agua.

Momentos que tardan en borrarse

Si no se espera ver más para sentir la muerte.


Poema Enigma - Juan Ramón Mansilla