El liquidambar

A veces, cuando los pájaros cantan
con gran arte, lo mismo en las altas notas
que en los largos silencios
entre las ramas del liquidámbar
Y un perro ladra a la distancia
en respuesta a otros perros
todavía más distantes
aquieto mi respiración y escucho
Mi mundo da la vuelta y se hace uno
como fue, es, y ha sido siempre
por miles y miles de años: el pájaro
el árbol, el perro, el viento… mis hermanos
Y mi alma se convierte entonces en un mirlo
un liquidámbar, un labrador, un viento del sur
que regresa a casa para hacer una pregunta
que yo no puedo todavía contestar


Poema El liquidambar - Alberto Blanco