El hacedor de lluvias

Hurgué en el más profundo cielo
Los cirros como ovejas
Le musité mi aliento
Y acaricié en la húmeda cavidad hacia la altura
De un blanco río que tocaba
El viaje con unción hube
De hacerla en la tormenta como mía
Y ese jadeo
Ese balido tierno como nube
Era un trueno feraz junto a mi oreja
Y anunciaba la lluvia
El bosque que mojó su piel más joven
Mi corazón de lana
El blanco río contento con el canto.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema El hacedor de lluvias - Juan Cameron