Dulce ejercicio

( A Laura Vitelia Sermeño)

Por las tardes de lluvia, con mi nieta,
poetizamos la luz de cada cosa.
yo hablo del baile gris de las gotitas
y ella, del regocijo de la rosa.

Pensativa formula el primer verso,
yo hago el segundo, ella sigue adelante;
hacemos un cuarteto bien construido
y el ejercicio sale fascinante.

Sus ojitos reflejan su cerebro
demandando la idea pertinente.
Sola busca y rebusca en laberintos
hasta que un haz de luz hiere su frente.

Suena el verso buscado en su garganta
y reímos ufanas de contento.
Ah… maravillosamente la vida
nos premia con la miel de ese momento.

Con Laura voy saltando continentes
en un corcel de mágica alegría
y guardamos las flores preferidas
en canastas de asombro y de poesía.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Dulce ejercicio - Maura Echeverría