Dos lugares en el mundo

Sobre la mesa varias fotografías de Taliesin West,

Casa, taller y escuela hecha de lonas,

Madera pintada y piedra sin pulir, y

Desde su dilatado espacio horizontal

Abierta en logia al sol, a la vegetación,

Y a los lagartos del desierto de Arizona.

Nunca estuve allí.

Frente al balcón la gata blanca

Vigila el juego de sus crías

Entre las paredes resquebrajadas

De la casa de Oliva.

Mi madre me cuenta

Que tras una de sus ventanas

Olivita cantaba, escondida del sol,

Hasta el día en que un viajero

Se la llevó a Madrid,

Y de Madrid al cielo.

Nunca estuve allí.


Poema Dos lugares en el mundo - Angeles Carbajal