Divino juglar

La humanidad andaba sin sombrero
Bajo el sol del pecado calcinante,
Pero el verso de Dios fue consonante
Con el escoplo fiel de un carpintero.
Tocó la luz el vientre de María.
Quedó encinta la carne del planeta.
Y nació el niño que, sin ser poeta, t
Rajo metro de sangre y armonía.
Pero hubo un verso amétrico. Fue Judas.
Quebró con la traición rimas agudas
Y un beso le sirvió de pagaré…
Entonces una cruz se hizo camino
Y cantó el estro del Juglar Divino
La esencial poesía de la fe.


Poema Divino juglar - Luis Mario