Despedida

Me detengo
A ver el paso del río
Rebaño de lágrimas enfermas
Caricia que impregna tristeza
Árboles que bajan la cabeza
Murmuran secretos
Confesiones
Penas
Me detengo
Renombrar a los ausentes
Los pienso en vida plena
Me ataja el odio
El asesino y su victoria
Me cercena esta tristeza
Esta rabia me castra
No habrá perdón
Me digo
Y hundo mi mirada
En la corriente del agua
Y allí vamos
Todos juntos
Hacia el olvido


Poema Despedida - José Estuardo Álvarez