Dedal

Para Margaret Persin
Puntada a puntada se fue armando
Buena tela, hilo firme
El nuevo vestido
Ése para el día de la fiesta
La aguja sube y baja
Día y noche norte sur
Manos y ojos
A lo largo y a lo ancho de la tela
Corre suave, se desliza
En la dureza del doblez
Se detiene
Poderosa inesperada aparece
Nuevamente
Sin daño el dedo sabiamente protegido
Es la fiesta, qué vestido
Qué deleite
Nueva piel y muchas manos


Poema Dedal - María Inés Zaldívar