Como organizar el amor

Lava roja, lava negra, lava blanca
Y tus manos que trabajan el cuerpo.
Optas por el mandato del sol
Para navegar abiertamente el laberinto
Y redimir la promesa.
Ayer te regalé luz y lluvia para que aplaques
Al dios de la soledad;
Cuando recibas este fragmento de fuego
Crea luz y crea vida.
El caudal irá arrullando cada uno
De los recodos sedientos,
Elegantes instintos
Y hoy, en estos instantes de fondo,
Más allá del bien y el mal,
Estaremos nítidamente unidos,
Luego de pronunciar el voto solemne
Que humedece el viento,
Gozo a la vez supremo y absurdo.


Poema Como organizar el amor - Luis Alberto Ambroggio