Muero de amor

Muero de amor, y deseo
que mi muerte se dilate
por gozar de la agonía
los prolongados instantes.
De mi dolor el remedio
pudiera estar en que yo hable,
mas, como el mal me deleita,
tengo miedo en declararme;
pues, si soy correspondido,
sucederá que se acabe
con la posesión el gusto,
que en el deseo es durable;
y si no, con mi esperanza
fenecerán los pesares
que producen en mi pecho
sensaciones agradables.
De modo que, en tal estado,
vida ni muerte me place,
pues que viviendo o muriendo
mi gusto actual se deshace.
Entre la vida y la muerte
quiero, pues, un medio estable,
el medio es: estos momentos
de agonía deleitable.


Poema Muero de amor - Miguel W. Garaycochea