No te tardes que me muero

¡No te tardes, que me muero,
carcelero,
no te tardes, que me muero!

Apresura tu venida
porque no pierda la vida,
que la fe no está perdida.
¡Carcelero
no te tardes, que me muero!

Bien sabes que la tardanza
trae gran desconfianza;
ven y cumple mi esperanza.
¡Carcelero,
no te tardes, que me muero!

Sácame desta cadena,
que recibo muy gran pena,
pues tu tardar me condena.
¡Carcelero,
no te tardes, que me muero!

La primera vez que me viste
sin te vencer me venciste;
suéltame, pues me prendiste.
¡Carcelero,
no te tardes, que me muero!

La llave para soltarme
ha de ser galardonarme,
proponiendo no olvidarme.
¡Carcelero,
no te tardes, que me muero!

Y siempre cuanto vivieres
haré lo que tú quisieres,
si merced hacerme quieres.
¡Carcelero,
no te tardes, que me muero!


Poema No te tardes que me muero - Juan Del Encina