Canción cotidiana

Tu amor llegó calladamente;
Calladamente se me fue…
Porque el amor es una fuente
Que se nos seca de repente,
Sin saber cómo ni por qué.

Amor de un beso que se olvida
Y de un suspiro que se va;
Amor de paso en nuestra vida,
Pues se le da la bienvenida
Cuando tal vez se aleja ya.

Así tu amor fue como el mío,
Mujer de un claro atardecer:
Amor que pasa como un río,
Sin estancarse en el hastío
Ni repetirse en el placer.
Amor feliz que da sin tasa,
Pues sólo pide, a cambio, amor;
Amor que deja, cuando pasa,
No la ceniza de una brasa,
Sino el perfume de una flor.

Amor que al irse no está ausente;
Amor sin dudas y sin fe,
Como este amor intranscendente,
Que, si llegó calladamente,
Calladamente se fue…


Poema Canción cotidiana - José Ángel Buesa