AmÉn de mariposas

El autor bajo el título de
Amén de mariposas

A LA EMBAJADORA NORTEAMERICANA
En México, El Año de 1914
Porque, durante la ocupación de Veracruz
Por tropas de su propio país, exclama:

“¡Esta es la danza de la muerte
Y creo que nosotros tocamos el violín!”

Y por lo que en sus palabras suena de admonitorio,
De desgarrador y quién sabe si hasta de maternal,

Dedica

Este poema
Cincuenta años después,
Cuando es más alegre el gatillo del violín,
Cuando más tumultuoso el delirio de la danza.

“Mariposa:
Caricatura de aeroplano.
Pulso de abismo,
Erudita de pétalos.

Antes que las manos
En la pared te mataron..
… los ojos de las niños…”.


Poema AmÉn de mariposas - Pedro Mir