Al fondo de la noche

Al fondo de la noche, noche de espadas:

Muslos sobre mis ojos. La muerte

Sin tiempo, ofreciéndome sus llamas.

Confusos pájaros cierran mi pecho;

Eriales con llamas socavan el confín

Del silencio para anunciar el brebaje del olvido.

Las piedras proyectan los ecos; los espejos

Esas sombras opuestas a mí mismo.

En la memoria del día, las huellas del día hurtan la ceniza

Con su lengua seca: vaho de tierra mortal

Que ya no es carne ni presencia…


Poema Al fondo de la noche - André Cruchaga