Virgen

Virgen, paloma cándida que al suelo
Trajo la verde paz, arco divino,
Pues en los tres colores a dar vino
Fe del concierto entre la tierra y cielo,

Dadme remedio, pues sabéis mi celo;
No case con Fortunio, que imagino
Que más dichosa soy, si más me inclino
A conservarme pura en blanco velo.

No me dejéis, cristífera María;
Favoreced mi intento puro y santo
Hasta que llegue de mi muerte el día.

Mi pureza guardad, pues podéis tanto,
Si mereciere la esperanza mía
Que del sol que pisáis pase mi llanto.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Virgen - Tirso de Molina