Vida mía

¿A quién debo yo llamar
vida mía,
sino a tí, Virgen María?

Todos te deben servir,
virgen y madre de Dios,
que siempre ruegas por nos
y tú nos haces vivir.
Nunca me verán decir
Vida mía,
sino a ti, Virgen María.

Duélete, Virgen, de mí,
mira bien nuestro dolor,
que este mundo pecador
no puede vivir sin ti.
No llamo desque nací
Vida mía,
sino a ti, Virgen María.

¡Oh clara virginidad,
fuente de toda virtud,
no ceses de dar salud
a toda la cristiandad!
No pedimos piedad,
Vida mía,
sino a ti, Virgen María.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Vida mía - Juan Del Encina