Vengo del norte xvii

HOY estarán los dioses maldiciendo su nombre.

Hemos aprovechado la media noche

Para salir del mito a oscuras

Como el pecado.

No tenemos nada. Nuestros cuerpos desnudos

Y la palabra en fuga.

Venimos decididos a ser los habitantes

De las brújulas,

La huella interrogante de los desorientados,

La onda que delira en la fiebre del agua.

Hoy estarán los dioses desangrando su nombre

Y una estirpe sin ojos surgirá de la lluvia.

Desde entonces veréis solamente lo incierto.

Vengo del Norte,

De la recolección de los fracasos,

De la prisa milenaria de la aurora,

De las desilusiones del poniente.

Si nos dais cobijo,

Ella tendrá el augurio de las constelaciones,

Será la mujerluna de la palabra cielo,

Guardará la orfandad de la palabra alma.

Quisiéramos quedarnos en este amor vallado,

Acariciar la vida templados como un clima;

Quisiéramos amarnos al norte de la bruma

Y dormir unos siglos en vuestros lechos blandos.


Poema Vengo del norte xvii - Aurelio González Ovies