Un drama

Las conversaciones le fueron obsequiadas a la víctima
¡Ah mi don divino!
oyóse por un lado
¡Oh mi don divino!
oyóse por el otro.
Con esa resplandeciente sombra suya
atados estaban por el cuello
en torno a los vasos sanguíneos
con las maletas rellenas de Poemas
subían por las escaleras
apoyados en la nada.
No eso no sucedía en el circo
ese fue sólo
su drama


Poema Un drama - Moma Dimic