Un dia de estos

Un día de estos,
-no sé –
Se está acercando
Lo sé.
Lo siento
Es su momento
No hay más que esperar
Sólo tiempo

Viene
Viene lento
Se está acercando
Lo siento

Azul
Como el día
Azul
Como el cielo
Azul
Como el momento
Azul
Como un pensamiento
Azul
Como un suspiro
Largo y lento
Azul
Como el frío que siento
Azul
Como yo

Flota en el azul,
Se alza y vuelve,
Vuelve y se va,
Se unde, se pierde
Y vuelve a estar,

Mis ojos siguen su juego;
Absortos, atentos,
Son un eco de su movimiento
Mis ojos no se cansan de mirar

La noche me susurra
Lentamente al oído
Viejas voces de un canto
Que ya yo creía ido

De la vigilia abre la puerta,
Cierra la puerta al olvido,
Y me mantiene despierta
Aún cuando ella ya se ha dormido

Y cómo atrapar este momento,
Cómo detener el tiempo,
Cómo evitar que se me escape;
Por dónde asirlo,
Cómo lo sujeto

Las horas son tan largas
Que nunca puedo alcanzarlas

“je ne veux pas de soleil,
je veux la lumière froid de la lune”

Yo no quiero Sol,
Yo quiero la luz fría de la luna

Su suave melancolía
Su pálida sonrisa

Su soplo de mil cristales
Su abrazo leve y etéreo

El calor de su humo gélido
Lo puro de su cristal eterno

El fino vaho que empaña
El metal de su invierno

El tiempo me está mirando
Desde todos sus momentos
Tiene sed,
Soy su alimento,
Soy su único elemento.
Ahora, luego
Y en todo momento;
El tiempo es un susurro,
Es un lamento,
El tiempo es su propio eco.

Tiempo en azul
Dulce tiempo,
Tiempo perdido en el tiempo,
Tiempo que apura y espera
Lo que no acaba
Lo que no llega

Espiral de viento
Paréntesis abierto
Vacío que llena un momento,
-ahora y luego –
Nada
Siempre
Tiempo

El tiempo es el barco
Y es el puerto
Y es el viento

Desconozco mi ruta,
No conozco mi signo,
Yo percibo mil aromas
Que se funden con el mío

Yo no avanzo con el ritmo
Yo no sigo,
Yo no guío,
Mi lugar son muchos sitios
Que no ocupo, que no habito

Yo contemplo los mil mundos
Con mis ojos de infinito,
Yo siento un suave murmullo
Del lenguaje de los siglos

Hay un sueño que es largo,
Es un sueño blanco,
Es un sueño bueno

No es el sueño de la noche,
No es el sueño de la vida,
Es el sueño de la conciencia.

Yo entro y salgo como puedo,
Yo no duermo mucho,
Y mi sueño es otro

-Si puedo-,
Voy a encender una luz,
No importa lo grande que sea;
Me basta con la azul llama de una vela

Quiero penetrar el oscuro principio de la realidad
Con haces de claridad

Voy a encender una luz,
No importa lo grande que sea;
-si puedo –
Bajo una estrella

Es un momento bonito,
Hay luz,
La vida sueña,
Y hoy, por puro capricho
Se nos vistió de acuarela

STARA MAMA

Viniste de tan lejos,
De otro siglo
De otro suelo
De otra lengua
De otro cielo.
Qué distancia,
Y tu sangre está en la mía
Qué dolores tus dolores,
Y qué grande tu alegría
Qué pequeña la muerte
Para tu vida

Cuánto tiempo,
Qué distancia,
Cuánta vida,
Y tu sangre está en la mía


Poema Un dia de estos - Carolina Sanseviero