Limpieza

Es el momento de hacer

Limpieza,

Y se me congela el pulso

Cuando acaricio mi colcha azul.

Está muy sucia.

Tiene mierda.

Huele bien.

Mi colcha azul contiene

Los secretos más tibios,

Los años más fáciles

Y alguna de las horas más largas.

Mi colcha azul ha cubierto y descubierto

Muchos cuerpos,

Y de casi todos guarda señal.

Mi colcha azul mantiene calientes

Sus huellas,

Es lo único que queda

De ellos.

La colcha.

Mi colcha azul ha escuchado

Mi voz más obscena,

Mi voz más desesperada.

Ha oído el rugido de mi estómago

Vacío

Tantas noches.

Tantos años.

Mi colcha azul sabe más

Del comportamiento humano

Que cualquier manual de Antropología.

La colcha azul ya no yace

Sobre un colchón en el suelo,

Ahora

Forma parte del mobiliario

De la habitación de invitados

Donde nunca hay invitados.

Y mi colcha azul se muere

Asfixiada por el polvo del tiempo,

Última señal que mantendrá

Mi colcha azul de la India.

El polvo entierra y olvida

Los otros polvos, las otras risas,

Mi otra vida.

Es el momento de hacer limpieza.

Está taladrada de agujeros de petas,

Y sobre ella se han derramado

Todo tipo de texturas.

Está vieja,

Pero no me cabe en el cubo de la

Basura.

Eso tiene que significar algo.


Poema Limpieza - Eva Vaz