Trazar en el desierto

Trazar en el desierto

A Gunther Gerzso

Ahuecar en las paredes de agua
En los estratos de piedra
De arriba abajo para no usar andamios
Formar entonces una estructura habitable
En el altar cóncavo de un desfiladero
En los cortes del cielo congelado
Mirar las grietas y los planos rotos
Saberse armado con el mirar que nunca fija
Pintar se convierte entonces en cuadro
del mundo

El agua es flujo lateral de luz, la piedra
puerta extrema
Así esta hendidura es mordedura blanca
en el follaje
Un borde negro acidula, no marca,
forja otras apariciones
No es San Luis Potosí sino el desierto amurallado
Lugar sin orillas, real y Real
Catorce veces he caminado por el desierto de matorrales
He rasgado el esmalte color naranja en las piedras
He visto los cuerpos plegándose
Alguna vez puse una esmeralda en mi boca
Y supe una manera diferente de estar ausente

El desierto se corta en un plano
azul-naranja-verde
Zona de restos y edificaciones en constante
reconstrucción
Hay deseo en el encuentro de una hendidura
y un afilado dardo
Hay desierto en el sonido velado de un cuerpo
En el estremecimiento mental del matorral
Las ruinas no son despojos son otro orden
Rayas del reino, escorias de una planta
de beneficio
Por ser cauce del deseo
Porque todo paisaje aspira a borrarse
a sí mismo

Mojo las micas de mi pensamiento

El pigmento en la cabeza del saurio es la
sombra del avión que pasa
¿No eran águilas los clavos hundiéndose en
el desfiladero?
¿No era el desierto campo de matanza?
Son los mismos bloques de piedra, la misma
“inmensidad abajo”
Si hoy mojo las micas de mi pensamiento
No es porque alguien piense o pinte desde
sí mismo
Sino porque hay cien plataformas en el
cuadro nuevo
Y entre ellas camina sin pensar un saurio
inaparente

[Salvador y Sabelia]

La memoria y el pasado no se encuentran
Tal un puente extendido pero sin placas de engarce
Donde dos observan las cajas de agua escarlata
Cada uno limitado a sí mismo
Ojos abiertos en rostros cerrados
En un lado ella desenrolla sus pliegos infinitos
En el otro él logra asir un extremo
Así quedan por un momento uno dentro del otro
Dentro y lejos de cada cual
Como un trazo que sigue en otro cuadro
Para que el olvido pase sin violencia

Guijarros en el lomo de la noche
Dos franjas azules anunciaban un tajo
en la bóveda sublunar
Sombra de nubes sobre una región escondida
Atrás del horizonte cuando aparto la mirada
de mí para ver de nuevo
Sin que el ruido oscurezca, sin que la noche
calle
Sobre el desierto no existen puentes para
atravesar
Lanzo otra mirada: el sol de vidrio se funde
En las montañas se derriten los colores
y se mezclan
Alguien alarga el día al fijar esa transmutación
en sus ojos
Mañana, desde la superficie de una tela,
amanecerá para siempre



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Trazar en el desierto - Salvador Gallardo Cabrera