The swan

“Si yo fuera otro animal, ¿qué animal sería?”

No dijo ella, nunca.

Tú serías un cisne y por el camino del cisne

Se abrirían las aguas donde los hombres

Lloran abismos verticales.

Si tú fueras un cisne,

Tal vez aquellos que conozco no morirían jamás,

Y estaría saciada esta sed memorable

De presentir en las sombras

El paso de otra Sombra.

El día, poblado de sentido,

Girando sobre sí mataría el lado que se ignora

Para devorar en minutos la obra de los siglos.

Y volvería a rodar la máquina necesaria

Para encontrar en los ojos la Primera Palabra.

Cada piedra sería la de la locura

Y mi alma no andaría lejos,

Escondiéndose, como la de todos,

Para no ver en el claro donde la luna baña estos milagros

Que apenas somos unas furtivas cáscaras de la alegre Nada:

Adán es como lee el diablo, que mira al revés.

Si tú fueras un cisne los veranos oceánicos

Se perderían lejos y un gesto

Que no termina de caer sería detenido.

Pero tampoco vendría ninguna clase de invierno

A cambiar la piel de las serpientes

Ni el sueño en la palabra.

No iríamos más lejos, aunque fueras un cisne.


Poema The swan - Luis Benítez