Tengo mi corazón tan lacerado

Tengo mi corazón tan lacerado
Que aunque los golpes sufre, ya no siente,
Pues tu insano rigor injustamente
En duro pedernal le ha transformado.

Cuanto hay que padecer he soportado
Con tu traición, Roselia, pues cruelmente
Me has dejado la vida solamente
Para llorar tu olvido inesperado.

¿Qué tienes que esperar? Prevén la herida
Si es que tienes piedad de mi tormento,
Y, ya que es tuya, quítame la vida;

Acabe con mi muerte el sentimiento,
Que ya si no resuelves el matarme
Ninguna cosa buena puedes darme.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Tengo mi corazón tan lacerado - Manuel Justo de Rubalcava