SueÑos excÉntricos de viuda

La viuda se cansó de sus sueños excéntricos, de la lluvia de lava
recorriéndole las mejillas destapadas en lástima. La viuda fue a una
tienda de antigüedades y sin mediar negocio desabotonó el alto cuello de
su blusa poco ajada para el amor; hasta los botines de cuero pesado.

Permaneció desnuda hasta la siguiente galería humana, donde encontró un
traje que imaginó con el musgo del pesebre que se exponía. Se fue verde
y transparente a buscar la vida, que se le escapaba casi de entre sus
muñecas, seccionadas ya una vez al ras de otras heridas.

La soledad era negra y el amor un martillo gris que le golpeaba las
enaguas.


Poema SueÑos excÉntricos de viuda - María Luisa Lázaro