Stock exchange

(Manila)
En la pizarra un número de tiza.
Los ojos buscan ávidos el fruto
Que en el crisol acendra y sutiliza
La suerte loca: el oro del minuto.

Poema Stock exchange - Enrique Díez-canedo