Sombra

Sombra lejana de un frenesí,
Antigua sombra que viene y va,
Pensaba en ella, cuando la vi,
Pálida y triste como ahora….

Cerca del lecho, fijos en mí
Aquellos ojos marchitos ya,
Era la misma que estaba aquí…
¿Cómo ha podido volver de allí?

Pálida y triste, como la Fe,
Toda la noche rezó y lloró,
Toda la noche la pasó en pie…

¡Y con el alba se disipó
La pobre almita, que yo adoré,
De la muchacha que me engañó!



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Sombra - José De diego y Benitez