Sólo quejas

Porque la expulsión precede al engendramiento
debemos avanzar perdiendo la raíz de los pasos
mientras las puertas sin cesar se alejan.
Clamando con fervor por la conciencia que nos mata
bajo el resplandor de un astro condenado a invisible
buscamos el ubicuo centro que sin cesar se nos niega.
Intentando conocernos sólo desenterramos una máscara
obteniendo como único consuelo que en el árbol
del prohibido conocimiento los ruiseñores canten.
Las líneas del poema son las sombras de esa sombra
en la cual nuestra alma ilusoria se ahoga para siempre.


Poema Sólo quejas - Alejandro Jodorowsky