Silva

A D. Francisco Goya, insigne pintor

Quise aspirar a la segunda vida,
Que agradecido el mundo
Al eminente mérito reserva
De pocos adquirida,
Entre los que siguieron
La inspiración de Apolo y de Minerva.
Vanos mis votos fueron,
Vano el estudio, y siempre deseada
La perfección, siempre la vi distante.
Mas la Amistad sagrada
Quiso dar premio a mi tesón constante,
Y a ti, sublime artífice destina
A ilustrar mi memoria,
Dándola duración en tus pinceles:
Émulos de la fama y de la historia.
A tanto la divina
Arte que sales poderosa alcanza,
A la muerte quitándola trofeos.
Si en dudosa esperanza
Culpé de temerarios mis deseos,
Tú me los cumples, y en la edad futura,
Al mirar de tu mano dos primores
Y en ellos mi semblante,
Voz sonará que al cielo te levante
Con debidos honores;
Venciendo de los años el desvío,
Y asociando a tu gloria el nombre mío.


Poema Silva - Leandro Fernández de Moratín